10 tips para ahorrar con el supermercado

0
436

No son sólo las tentaciones personales las que hacen gastar más en el supermercado. Hay una serie de factores que hacen que los gastos sean más altos – y, a menudo, ni siquiera se da cuenta de ello. ¿Ya notó que el piso en muchas tiendas es liso y resbaladizo? Es para hacerte andar más despacio. ¿Ya percibió que la panadería o  la carnicería quedan en el fondo de la tienda? Es para hacerte recorrer todos los corredores y, quizá, salir de allí con otros ítems además del pancito y de los filetes de carne.

Desde la posición de los productos en las góndolas hasta las promociones “Lleve 3, Pague 2”, hay una serie de acciones implementadas por los supermercados con las que alguien que quiere ahorrar debe tener más atención para no salir llenando el carrito sin mucha planificación.

Pensando en esto, a continuación le damos 10 consejos que le ayudarán a ahorrar en el supermercado. ¡Tome nota!

Cuidados antes de ir al supermercado

1 – Construya su lista de compras esenciales (y aférrese a ella)

Todos los expertos concuerdan sobre la importancia de una lista de productos esenciales para realizar una compra más económica. Pero para eso se necesita técnica. Antes de salir de casa, mire lo que todavía tiene en la dispensa y calcule de modo preciso los elementos necesarios. En el proceso, nunca deje de considerar el tiempo de validez de los alimentos, ya sea en el armario o en la nevera.

Haga una lista de lo que realmente necesita, teniendo en cuenta el tamaño y los hábitos de su familia, para reducir el riesgo de llevar productos innecesarios.

Además, una sugerencia es enumerar los elementos con sus respectivas cantidades.

Muchas personas hacen la lista, pero nunca ponen la cantidad exacta del producto. Esto es importante. ¿Es azúcar o son tres kilos de azúcar? Describir ayuda a no comprar cantidades de más, evite el desperdicio y ahorre.

2 – Nunca salga a hacer compras con el estómago vacío

Es necesario estar alimentado, así hará las compras de forma tranquila y precisa. No va a comprar con los ojos o el estómago, sino lo que realmente necesita.

3 – ¿Debo llevar a los niños?

Llevar a los niños al supermercado influye directamente en la decisión de compra – resultando probablemente en ítems que no estaban originalmente en la lista, comprometiendo el presupuesto planificado. Si es posible, deje a sus hijos con un adulto responsable. Si no es posible, hacer una lista específica para ellos. Así tomarán su carrito y una lista a seguir. Igual a usted.

También es una oportunidad para enseñar que hay responsabilidad y elecciones a ser hechas.

Cuidados dentro del supermercado

4 – Siga la lista

Según los expertos, la lista juega un papel importante en la lucha contra “las compras por impulso”. Es decir: con una lista exacta, es más fácil seguir el plan original en lugar de gastar mucho más de lo planeado.

La lista es importantísima y ayuda a enfocarse en lo que usted necesita poner en el carrito. ¿Quién nunca pensó: hoy he tenido un mal día y merezco una cerveza premium o trabajo mucho y merezco ese chocolate caro?

5 – Prestar atención a los envases de productos

Los envases o embalajes engañan – después de todo, están hechos para vender. Analice con cuidado el peso y la apariencia del envase, principalmente para no llevar un producto con peso menor por el mismo precio que pagaba antes por otro mayor.

Asegúrese de que está ahorrando al llevar un producto con un envase más pequeño. A veces, la reducción en el precio no es proporcional a la reducción en la cantidad.

6 – Evitar ir al supermercado a toda prisa

Los expertos coinciden en que comparar precios es una de las mejores maneras de ahorrar. ¿El problema? Esto requiere tiempo y disposición. Por eso, evite ir con prisa o cansado al mercado, pues se necesita tiempo para comparar precios y marcas, leer las etiquetas de los alimentos, verificar la fecha de caducidad y condiciones del envase.

7 – Promoción “Tome 3 al precio de 2”

Hablando de comparaciones, tenga cuidado con las promociones. La sugerencia es preguntarse si el precio compensa la adquisición y si realmente está necesitando ese producto. El cuestionamiento vale, principalmente, a la hora de evaluar promociones del tipo “Lleve 3, Pague 2″. Generalmente, valen la pena porque, de hecho, usted ahorra llevando más por menos, pero cuidado si la promoción mezcla productos. “Compre 5 jabones y gane una toalla”. Es necesario analizar si el producto será consumido, de lo contrario, no habrá ahorro real.

8 – Mucha atención a las góndolas

Una regla básica es saber que ningún producto se coloca al azar en el supermercado. Generalmente los productos con precios más a cuenta están dispuestos en los estantes más altos o bajos, dejando en el centro -es decir, a la altura de los ojos del consumidor- los ítems que ofrecen mayor margen y beneficio a las empresas. Además, carteles y avisos llevan al consumidor a desviarse de las verdaderas promociones.

9 – Cuidado con la panadería y la carnicería en el mercado

¿Se han dado cuenta de que la panadería y carnicería se encuentran en la parte final en la mayoría de los supermercados medianos y grandes? No es coincidencia. Se trata de elementos que requieren compras más recurrentes y, en algunos casos, hasta diarios.

Además de ser un señuelo para que el consumidor pase por más corredores y varias góndolas. Muchas personas van al mercado con la intención de comprar el pan y salen con varias cosas en el carrito, el pan es sólo una de ellas.

10 – Al elegir el supermercado…

Al considerar qué mercado es el mejor para sus compras, tomar en cuenta al menos dos factores. El primero es el perfil de compra. ¿Este mercado está alineado con su presupuesto y patrón de consumo? El presupuesto para el mercado necesita seguir una realidad del nivel de vida de la familia. No sirve ir a un mercado de alto estándar y salir gastando, si está acostumbrado a un patrón promedio de gastos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here